Prensa

Cerró otro exitoso año para la Fundación Pro Alvear

La jornada de cierre sirvió, además, para entregar varios reconocimientos

Juan-Pepa-y-Hector-Fontaine

Intendente Alvear © – El pasado viernes se realizo en el Centro Cultural la Vieja Usina, el acto de cierre de Talleres de la Fundación Pro Alvear. La Directora Ejecutiva, Silvia García, tuvo a su cargo la apertura para agradecer la asistencia de alumnos concurrentes durante el año, a las directoras de los colegios, “aquella que llamamos para ver qué podemos hacer y siempre nos piden un poco más de la que nosotros les queremos dar”, señalo. También reconoció el apoyo de la intendencia local y a la de Bernardo Larroudé, representada por Néstor Tribolo.

“Fue otro año de mucho trabajo, de mucha gestión y ejecutividad, es hacer las cosas al estilo de Juan Pepa. Y por supuesto contamos con el apoyo de todos los que están para ejecutarlos, diplomamos cerca de 300 personas desde niños de cinco años, amas de casa, a madre de familias, pensionados, jubilados, a las amigas que vienen a la Fundación y quieren acompañarnos, estamos dando el curso de Perito Clasificador de Granos con 40 personas que hoy también están acá para recibir su diploma” expuso. Destaco el apoyo del Ministerio de Trabajo de la Nación, y recordó la creación de varios cursos avalados por el Ministerio de Educación de la provincia.

Reconoció la tarea de las capacitadoras y entrenadoras de tenis, clases a las que asisten alumnos del Inaun y de la Escuela Especial Nº 1. Pepa comenzó con la entrega simbólica de los diplomas y en su alocución agradeció la participación. No obvió homenajear a Alberto Pedro Heguy, “un padrino ideológico, que nos habla de inculcarles a los alumnos un camino del trabajo, de los valores y a Roberto Luca por lograr despertar en los chicos las ganas de investigar y de trabajar entre amigos”.

En uno de los momentos más emotivos de la tarde desde la Fundación se homenajeo a Héctor Fontaine, un docente totalmente identificado con la instrucción técnica como la Epet Nº 7 por ejemplo. El maestro recibió un trofeo que lo reconoce como uno de los mejores instructores de la localidad. “Queremos decirle que este premio llevará de por vida el nombre de Héctor Fontaine”, señalaron y, por último, se reconoció al niño Santiago Manrique, como mejor alumno. Finalizo de esta manera el cierre de talleres de la Fundación Pro Alvear.

Fuente: La Reforma