Centros Comunitarios

Intendente Alvear

El centro tecnológico de Intendente Alvear fue el primero que Fundación Pro-Alvear pone en funcionamiento en febrero de 2004. El objetivo inicial fue trabajar duro en la democratización de las nuevas tecnologías buscando achicar la brecha digital, facilitando el acceso gratuito a las escuelas, capacitando a jubilados, pensionados, desempleados, productores agropecuarios, comerciantes y madres de familia. Dictamos cursos de Operador de PC, en nivel básico y medio, donde se les otorga un certificado avalado por el Ministerio de Educación de La Pampa.

Otro de nuestros principios fundamentales se basa en mejorar la educación de los chicos de nuestra comunidad. Realizamos capacitaciones a los docentes con programas abalados por el Ministerio de Educación de la provincia; organizamos viajes de estudio, visitas a parques temáticos, a exposiciones agropecuarias como Expo-Agro, Expo- Chacra y Exposición Rural de Buenos Aires; fomentamos la participación en diversas Ferias de Ciencias; promovemos que distintas escuelas de la zona visiten la institución para que trabajen y capaciten a sus niños dentro de ella y con el uso de las nuevas tecnologías. La Escuela Rural de Ojeda, es una de las que asisten regularmente, como también lo hace la Escuela Especial Nº 12 de nuestra localidad.

Por otra parte apoyamos el Programa Inaun, término Mapuche: “Ir juntos” (niños en riesgo social). Más de 50 chicos concurren todas las semanas al centro, que no sólo se les brinda el acceso a las computadoras, sino que se trata de que ocupen su tiempo en algo productivo, evitando así que caigan en malas experiencias.

 

Bernardo Larroudé

La Fundación Pro-Alvear crea en Bernardo Larroudé su segundo centro de capacitación en la Biblioteca Popular Chapaleufú. Manteniendo el objetivo de achicar la brecha digital y aportar una nueva herramienta para los distintos
oficios, se organizan cursos gratuitos de Operador de PC, en niveles básicos y medios, dirigidos a los distintos sectores. Días tras día acuden madres de familia, estudiantes, niños, jubilados, desocupados y trabajadores rurales.

 

Ceballos

En la Biblioteca Popular Francisco Ceballos se crea el tercer centro tecnológico ubicado en esta localidad. La iniciativa conto con un fuerte apoyo del Diputado Juan Carlos Vitone y la Comisión Directiva de la Biblioteca. Hubo un gran entusiasmo de la gente, y hoy son muchas personas que asisten a los diversos cursos de informática que dictamos.

 

Pichi Huinca

El pequeño pueblo de Pichi Huinca cuenta con poco más de 200 habitantes. Llegamos allí con inmenso entusiasmo de poder colaborar con la Escuela Hogar Nº 156, una valiosa institución cuenta con 120 alumnos, que 50 de ellos permanecen internos toda la semana. Fuimos recibidos con un gran afecto por parte tanto de los directivos y las maestras, como de los padres y los alumnos.

En un emotivo acto de inauguración hicimos entrega de computadoras conectadas en red, una impresora láser, un laboratorio completo para que los chicos puedan realizar mejores proyectos de investigación, distintos libros de literatura, juguetes, mesas de ping pong, metegoles, juegos de jardín, carpas y bolsas de dormir para que puedan disfrutar de una experiencia diferente como irse de campamento.

 

El Tala

La Escuela Hogar Nº 107 ubicada en la localidad de El Tala, tiene 47 alumnos en total y son todos internos, es decir que cada alumno duerme allí todas las noche y visitan a sus familias solamente un fin de semana por medio. Gracias a esta idea de ayudarlos, pudimos estar allí y comprobar la alegría que contagian los chicos y cómo disfrutan de estar allí.

Luego de un pequeño acto y posterior desayuno, se les hizo entrega a las autoridades y alumnos: las computadoras conectadas en red en una sala de informática que ellos mismos crearon, una impresora láser, un laboratorio completo, variedad de libros de literatura, juguetes, mesas de ping pong, metegoles, entre otros elementos.

 

Jagüel del Monte

Jagüel del Monte tiene la pequeña Escuela Hogar Nº 19 a la que asisten 27 niños, de los cuales 20 son internos permaneciendo en la escuela entre 15 y 20 días. Nos sorprendimos y emocionamos al recibir tanto afecto por parte de los niños, haciéndonos sentir que su felicidad se debía a nuestra presencia y compañía allí por encima de todo lo que estaban recibiendo (juegos didácticos, juguetes, películas, juegos de parque, mesas de ping pong, metegoles, estación meteorológica, computadoras, libros de cuentos, diccionarios, mapas y elementos de geometría)

Aquí compartimos el show de la murga “Cachivaches” de la Escuela Hogar Nº 156 de Pichi Huinca, así como la actuación de una banda musical formada con maestros de la zona y un baile de los más pequeños del lugar.

Culminamos nuestra visita con mucha diversión y alegría.


La Pastoril

La Escuela Hogar Nº 155 de Colonia La Pastoril, esta situada en el monte del oeste pampeano. Cuenta con 35 alumnos, internos en su totalidad, y que visitan su casa solamente cada 45 días. Es una gran familia que nos recibió afectuosamente.

Con un pequeño acto escolar, seguido de danzas folklóricas, la actuación de un grupo musical y un exquisito desayuno, hicimos entrega de elementos para un laboratorio básico de ciencias, computadoras conectadas en red, libros de cuentos, diccionarios, mapas , máquinas de coser y rollos de telas. Además, para su entretenimiento y diversión les entregamos guitarras, juegos didácticos, juguetes, películas, juegos de parque para el jardín, mesas de ping pong y metegoles.

Como regalo para los chicos convocamos la Murga “Cachivaches” de la Escuela Hogar Nº 156 de Pichi Huinca, ellos se encargaron del cierre con su show. Partimos con una felicidad inmensa gracias al cariño recibido tanto de los alumnos como docentes y directivos.

 

Árbol Solo, Escuela Hogar Nº 48

En Árbol Solo visitamos la Escuela Hogar Nº 48, que está rodeada del agreste monte del oeste pampeano. Allí concurren 23 niños, de los cuales 16 son internos y permanecen en la escuela entre 15 y 20 días.

Nos recibieron afectuosamente docentes y alumnos, padres de familia, vecinos y el cacique de la comunidad ranquel del lugar.

Como muestra de agradecimientos los alumnos nos escribieron poesías donde dejaron plasmado su alegría al recibir nuestras guitarras, juegos didácticos, juguetes, películas, juegos de parque, mesas de ping pong y metegoles. Además de un laboratorio básico de ciencias, la reparación de su sala de computación, libros de cuentos, diccionarios, mapas y elementos de plástica.

Luego compartimos un sabroso asado en el almuerzo y el show de la murga “Cachivaches” de la Escuela Hogar Nº 156 de Pichi Huinca. Culminamos la jornada con el descubrimiento de una placa con todos los padrinos que nos apoyaron para llevar a cabo estas iniciativas.