Prensa

«Cierre de actividades año 2012» Juan Pepa – Presidente de Fundación Pro Alvear

Una vez culminado el acto de pasado viernes, El Norte en movimiento tomó contacto con el presidente de la entidad, Juan Pepa, y no dudó en expresar que “hoy sentí que el pueblo está tomando a la institución Pro Alvear como suya, me invadió esa sensación mirando a la gente, a esos chiquitos de cinco años junto a sus mamás, también a la gente mayor y la verdad me llena de orgullo. Uno siente que cuidan mucho a la Fundación y a través de los años vas recogiendo esos afectos que te alientan a seguir, a juntar muchas más fuerzas para el año que viene. Sentí que estuvieron todos los que tenían ganas de estar y fueron muchos y no es menor detalle ver como se ha armado una gran familia con integrantes de distintos puntos de la provincia”, sostuvo.

Juan pepa, presidente de Fundación Pro Alvear

Juan-Pepa

“Nos dimos el gran gusto de rendirle homenaje a Héctor Fontaine, un gran docente y la persona con quién hable por primera vez cuando tenia la intención de armar la Fundación. Los reconocimientos se deben dar en vida, es bueno recordar a las grandes personas cuando ya no están entre nosotros, pero mirar de frente a un ser que admiras por su trayectoria en cualquier ámbito que sea, darle un abrazo y entregarle un humilde presente es algo que llevarás adentro de tu alma toda la vida” subrayó.

“Veía la ‘chochera’ que tenían esos alumnos de Pichi Huinca y me emocioné, para ellos fue el viaje del ano me dijeron. Cuentan con orgullo su lugar de procedencia, además terminaron las clases y siguieron ensayando con su murga y con otros proyectos”, dijo Pepa.

En el sitio virtual de la institución, a modo de presentación se expresa que: “La Fundación Pro Alvear es una organización sin fines de lucro ni políticos, integradora y que busca resultados a largo plazo. Desde hace ya unos años venimos actuando como el gran padrino de la provincia de La Pampa, trayendo bienestar y desarrollo económico y social para su gente, protegiendo, educando y cuidando a sus chicos. Nacimos en el 2003 trabajando fuertemente con la democratización de las nuevas tecnologías a través de la creación de un centro de capacitación en Intendente Alvear, luego nos expandimos hacia las localidades de Bernardo Larroudé y Ceballos, y desde allí continuamos avanzando con el objetivo de llegar a toda la provincia”.

“Si de algo podemos estar orgullosos es que nunca traicionamos nuestros principios, ¿en todos estos años con quién nos peleamos?, con nadie, no entramos en ninguna discusión, mucho menos en política. En los últimos seis pueblos que estuvimos entregando elementos e inaugurando salas de informática o de ciencias no llevamos no prensa”.

“Ahora somos reconocidos como institución porque la gente empieza a ver cuales son nuestros principios. Algunos todavía piensan que lavamos plata, están locos y muy lejos de la realidad. Esto como negocio es pésimo. Deben recordar que arrancamos en el 2003 cuando se ‘prendía el rancho’, ya no somos el Quijote solo con la lanza, ahora hay un ejército cm capa y espada apoyando la iniciativa, siempre están todos en su lugar cuando se necesitan donaciones”, reconoció.

“Siempre quisimos que el proceso sea más importante que el resultado, llegas a donde vos querés llegar y se tienen que respetar las instituciones”, resaltó.

Tras la consulta puntual del cronista respondió que, “con absoluta humildad digo que la Fundación es reconocida a nivel nacional e internacional. En Europa, La Pampa es conocida por la Fundación que por otra cosa. En Suecia se conoce de maravillas a Intendente Alvear y la Fundación, en Inglaterra la princesa Beatriz y el príncipe Harry son padrinos de la Fundación, en Francia ocurre lo mismo. Hay un neocelandés al cual le insistí que venga a conocer a Pro Alvear, nuestro pueblo y provincia. Eso va multiplicando y sumando padrinos en todo el mundo”, indicó.

“La gente dice que estoy medio loco bajo el paradigma de la miopia social y si esto es ser loco, soy un loco feliz. Viajo mucho, no tengo una residencia fija en Europa y eso me permite difundir lo que hacemos en la Pampa. Tendría que haber treinta fundaciones más como estas”, enfatizó.

“No estoy en el país en casi todo el año pero laburo todas las semanas para la Fundación, pero aquí en Alvear debo resaltar el trabajo de mi madre, representa en persona los valores de la entidad. Hace todo el trabajo pensando en su hijo y desde su posición de católica, reza dos rosarios por día, esta metida en todas las cadenas de oración. Es la cara visible de la institución y resuelve problemas porque tiene el respaldote un equipo de trabajo excepcional”:

Ya para finalizar expresó que “no se hasta cuando habrá Fundación Pro Alvear pero no me veo en vida sin ella, me alimenta el alma apostar a la educación, devolver una mínima porción de esa gran oportunidad que tuve para continuar mis estudios”.

“Quien no piense que la educación y la cultura nos mantendrá en pie para siempre es porque mira y no ve”.

“Me voy otra vez a Londres hecho una topadora, en Intendente Alvear me inflo de energía, aquí en mi pueblo, en el único lugar en el mundo donde encuentro lo que necesito para seguir adelante”.

Fuente: El Norte en Movimiento